Aprenda a evitar los 20 errores ortográficos más comunes

la-importancia-de-la-ortografia

La buena ortografia nos alluda a darle valides a un mensaje ya que podremos escribir con mucha propiedad y con sobrados argumentos, pero una falta ortógrafica hará que todo el esfuerso se caiga tan solo a pedasos.

Las 20 te trae los 20 errores más comunes y ejemplos de cómo no volverlos a cometer.

20. Diferencia entre “a ver” y “haber”.
La primera se usa cuando se tiene que observar: “a ver de qué color es tu vestido“, mientras que “haber” se utiliza en situaciones como una posibilidad: “pude haber sentido amor“.

19. Hecho-echo.
“Echo” proviene del verbo “echar”. Por ejemplo: “echo agua en un balde”. En cambio “hecho” deriva del verbo “hacer”: ya está hecho el contrato de compra-venta.

18. Haya-halla.
“Haya” es el subjuntivo del verbo haber. Ejemplo: “dudo que haya aprobado la materia”. En cambio “halla” se refiere a encontrar. Ejemplo: “Ella se halla en Paris, Francia”.

17. Uso del sino, si no.
“Sino” se utiliza en frases como: “el paraguas no es mío, sino de Ángela”. En cambio “si no”, debe tener algún término en medio, como: “si hace frío no iré al teatro”.

16. Ahí, hay.
“Ahí” para indicar un sitio o lugar, ejemplo: “ahí es donde encontraron el cuerpo”. Por otro lado “hay” se refiere al verbo haber. Ejemplo: “hay muchas personas aquí”.

15. Rallar o rayar.
“Rallar” se refiere a frotar algo contra el rallador. Sin embargo “rayar” es hacer rayas. Ejemplo: “La cebra tiene rayas”. “Mi auto está rayado”. En cambio: “me gusta las pastas con queso rallado”.

14. Plural en la segunda persona del singular.
Por ejemplo “ayer vinistes a casa”; recuerden que si la persona es singular no deben asociarla a un verbo en plural, lo correcto es decir: “ayer viniste a casa”.

13. Sustituir “lo” por “le”.
En ocasiones las personas dicen “le quiero”, cuando lo correcto es “lo quiero”.

12. Dequeísmo (“de-que”-ismo).
Se los mostramos con un ejemplo: “No piensen de que me volví loco”. En realidad se dice “No piensen que me volví loco”.

11. Artículos en algunas palabras que comienzan con A.
“El águila”, “el aula”, muchas veces erróneamente decimos “la águila” o “la aula”.

la-importancia-de-la-ortografia-02

10. Emplear adverbios seguidos de adjetivos posesivos.
Incorrecto es decir “detrás mío”. Lo correcto es decir “detrás de mí”.

9. Tu vs. tú.
“Tu” indica posesión. “Tu perro está lastimado”. En cambio “tú” es la segunda persona del singular.

8. El, él.
El artículo “él” es la tercera persona del singular.

7. Solo-sólo.
“Solo” viene de soledad, en cambio “sólo” de solamente (exclusividad).

6. Mas-más.
“Mas” es una conjunción, en cambio “más” es un adverbio de cantidad. Ejemplos: “Quiero ese vestido, mas no tengo dinero” y “no puedo más”.

5. De por sí.
Sólo corresponde a la tercera persona del singular. “Ella es glamorosa de por sí”. En primera persona, sería: “soy muy obsesivo, de por mí”.

4. Redundancia.
“Bajé abajo”.

3. Decir cosas sin lógica.
“Me hace frío”… en lugar de “siento frío”.

2. Hacia-Asia:
Hacia: sentido o dirección. Asia es sólo el continente Asiático!

1. Porque-por qué.
“porque” para dar explicación. Ejemplo: “No asistí porque me levante tarde”. “Por qué” se emplea para preguntar. Ejemplo: “¿Por qué llueve?”.

la-importancia-de-la-ortografia-01

Después de esta guía práctica cuéntanos ¿Cuál de ellas te ayudaron a entender mejor la diferencia entre una palabra y la otra?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *